lunes, 18 de junio de 2007

A la carga con la prueba de sexto

La Consejería de educación mantiene y no enmienda. Tras las represalias y amenazas de diferente tipo contra los centros donde los alumnos no hicieron la prueba el curso anterior la prueba no se llevó a cabo en dos colegios públicos ya que faltaron a clase todos los los alumnos de sexto.
Sabemos que en muchos otros centros la asistencia de alumnos a clase ese día fue muy reducida pero la Consejería no proporciona esos datos. Lo justo es seguir oponiéndose.

La prueba de sexto pretende convertir:
a los centros en academias para la preparación de pruebas externas
a los alumnos en meros receptores de conocimientos
a los profesores en meros transmisores de los mismos
a la evaluación continua y formativa en una pantomima inútil, supeditada a la “prueba objetiva anual”
En su discurso de investidura la Sra Aguirre ha anunciado que los resultados van a ser públicos cambiando la posición mantenida por meros motivos electorales el pretexto es la convicción de que en la escuela se deben primar valores "como el esfuerzo y el mérito".
La realidad es la de jerarquizar el sistema educativo con una escuela privada financiada con fondos públicos con pretensiones elitistas y una escuela pública donde se concentran crecientemente inmigrantes y niños con necesidades educativas especiales.
Detras de la mentira de la "libertad de elección" se esconde la insolidaridad y el racismo social impulsados por la Comunidad de Madrid, el prejuicio ideológico contra la escuela pública y sus profesionales y la pretensión de que se impionga el pesnamiento idieológico reaccionario de la Iglesia Católica que controla la mayoría de los centros concertados.

No hay comentarios: