martes, 12 de octubre de 2010

División en la enseñanza privada

entre la privada–concertada y la privada–privada

Curiosa situación donde un grupo de centros privados acusa de competencia desleal a los privados concertados. Tanto como para salirse de la organización que representaba a ambos. E interesantes los análisis que hacen, que resultan más jugosos viniendo de donde vienen. Vamos, ¡que están en la pomada!

"La administración madrileña está favoreciendo una reconversión encubierta del modelo educativo. No potencia la enseñanza pública, sino un híbrido que ha roto el equilibrio que existía", asegura Nieves Segovia, presidenta del grupo Sek y portavoz de la nueva asociación. "Y eso es una competencia desleal para nosotros", añade.

Los privados admiten y defienden el trabajo de los centros concertados ligados a congregaciones religiosas que, aseguran, no buscan ganar dinero con sus proyectos educativos. Centros, como los 320 colegios de Fere (la patronal católica), que piden a las familias donaciones mensuales que rondan los 30 euros frente a las cuotas de 350 a 700 mensuales que se paga al mes en un centro privado, según estimaciones del sector.

Lo que quieren frenar, dicen, es lo que llaman el modelo de las "escuelas negocio", centros concertados que incrementan sus cuotas voluntarias (en ocasiones sin dejar claro que lo son) por encima de los 100 euros y que se benefician de la política de cesión de suelo público para construir sus colegios.

"Estos nuevos centros han subido mucho las cuotas y tienen ánimo de lucro; ganar dinero con suelo y fondos públicos no nos parece bien", añade Gabriel Castellano, del San Patricio, que solicita a las administraciones (tanto regional como nacional) que ejerzan un mayor control "para evitar estos abusos".

Anda que luego va el portavoz de la FERE y dice que "No representamos una competencia desleal porque las familias deben saber que nuestras cuotas son voluntarias".

Y luego el presidente de Amepe, Adolfo Aguiló, que representa a 70 centros que cobran cuotas de entre 30 y 170 € mensuales admite que la mitad de sus representados "pueden tener ánimo de lucro"

Fuente: El País 8.10.2010

1 comentario:

Educacion en Orcasur dijo...

Esta noticia es muy ilustrativa. Antes los colegios privados-privados eran los únicos que seleccionaban a los alumnos. Su negocio se basaba en el siguiente planteamiento: "Si usted me paga una pasta yo le garantizo que no va a tener pobres en las aulas". Ahora de lo que se quejan los privadísimos es de que esta selección por motivos económicos e ideológicos también la están haciendo los colegios concertados, (¿e incluso algunos públicos?) y encima reciben financiación pública.

La gran desgracia del tiempo que estamos viviendo es que, al introducir en el debate educativo un discurso sólo basado en el rendimiento y en el negocio, a lo que vamos es hacia dos sistemas educativos: el de los ricos y el de los muy ricos. Los pobres ni entran en la discusión. Van directamente al margen del sistema; como mucho pasan a ser tema de las ONGs, que no tengan ánimo de lucro y no les importe tener bajos rendimientos.

Es tristísimo que los profesionales de la educación se traguen todo esto sin nauseas.