jueves, 1 de diciembre de 2016

Consejería de educación: una encuesta de encargo (I)

La encuesta sobre el grado de satisfacción de las familias madrileñas con la Educación en la Comunidad de Madrid


Hace unos días escuchábamos en la radio los datos de una encuesta de la Consejería de Educación sobre la satisfacción de las familias donde daban un notable alto a la educación madrileña.

¿Una encuesta? ¿De encargo? ¿Con una muestra de 1600 entrevistas? ¿Para todo el sistema educativo? ¿infantil, primaria, secundaria, pública, privada y concertada? ¿No existen Consejos Escolares, AMPAS, sindicatos? ¿O la propia información que la Consejería podría obtener con un verdadero proceso participativo?

Así que suena raro, y cuando algo suena raro en Madrid, normalmente lo es. Experiencia tenemos.

Verás como es rara la contratación y más la empresa que hace la encuesta.
La primera mención pública a la Encuesta la tuvimos en el debate monográfico dedicado a la situación de la educación en la Comunidad de Madrid que tuvo lugar en la Asamblea de Madrid el 22.09.2016 donde se aprobó:
PROPUESTA DE RESOLUCIÓN NÚM. 5. 
La Asamblea de Madrid insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid a: 
"Realizar una encuesta que valore el grado de satisfacción de las familias madrileñas en
relación con el sistema educativo regional con el objetivo de situar a las familias en el centro de nuestra política educativa y conocer de primera mano sus propuestas de mejora, inquietudes, necesidades y opiniones".
Noviembre y ya tenemos los resultados. ¿un caso de la impresionante eficacia de la Consejería? Va a ser que no.

La idea de la encuesta se remonta al 15.03.2016 cuando Ismael Sanz –Director General de Innovación, Becas y Ayuda a la Educación– publica un Pliego de contratación titulado "Diseño, elaboración de instrumentos y análisis de resultados del estudio sobre el grado de satisfacción de las familias madrileñas con la educación en la Comunidad de Madrid" con un presupuesto base de licitación de 50.000€

El 23 de mayo se resuelve la adjudicación. En dicho procedimiento de contratación (negociado sin publicidad) se había invitado a cinco empresas de las que acabaron participando tres:
  • Gabinete de Análisis Demoscópico (GAD), 
  • Sigma Dos (SD) y 
  • Fundación Europea Sociedad y Educación (FESE). 
Las ofertas fueron de 29.500€ (GAD), 46.000€ (SD) y 49.300 € (FESE).

Pensarás que eliminaron a GAD por baja temeraria ¿Cómo una empresa puede ofrecer la mitad que las otras dos por un servicio que la propia Consejería ha pensado que podía costar hasta 50.000€? Te equivocas.

Entonces se inicia un curioso proceso de negociación y en una primera ronda SD rebaja la cantidad a 25.000€. Se abre una segunda ronda donde GAD baja a 23.900 y SD a 24.500. Al final le dan el contrato a GAD (por 600 euros de diferencia) con un presupuesto total de 28.919€ (IVA incluido). Accede al portal donde están condiciones y demás aquí.

Deja espacio para tu capacidad de sorpresa porque seguro que te interesa saber quién es el presidente de GAD, la empresa que se hace con el contrato: Narciso Michavila, ¿Te suena?
"«Ciso» para la «Ppijería» madrileña, hermano del ex ministro de Justicia con el Gobierno de Aznar (qué casualidad), José María Michavila, próximo al Opus Dei, lo que no le impide representar a la cantante Sakira. 
Pero «Ciso» también es hermano de Ana Michavila, jefa del gabinete de Francisco Camps (una nueva y casual carambola), a quien defendió a capa y espada cuando el presidente valenciano fue a declarar por el caso Gürtel al Tribunal de su «amigo» De la Rúa. Allí estaba Narciso Michavila para hacer desaparecer la pancarta (fíjate por dónde) que la Intersindical Valencia exhibía en las puertas del tribunal recordando al «amiguito del alma» sus compañías peligrosas. 
El hijo del general Benjamín Michavila Pallarés es también uno de los gurús sociológicos que consulta Rajoy casi a diario. Prácticamente mantiene despacho abierto en la calle Génova, sede nacional del PP. Y su especialidad consiste, junto al «maestro» Pedro Arriola, en justificar a «a toro pasado» cualquier cosa, empezando por sus errores de bulto en el pronóstico, y lograr que el cliente (Mariano Rajoy) se lo crea y se muestre agradecido. ¿Qué credibilidad demoscópica puede ofrecer un hombre que milita, trabaja para el PP y que mantiene fuertes lazos ideológicos y familiares con el partido de la gaviota? Sinceramente, ninguna."
Pues eso. (Más aquí y aquí)
Es hijo de Benjamín Michavila Pallarés, General de División del Ejército de Aire. Es sobrino de Federico Michavila Pallarés, también general y fundador de la empresa Torrecid, y con una notable carrera militar, en la que ocupó el puesto de Jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, y nieto de Federico Michavila Paús, quien fuera alcalde de Alcora en la época del franquismo.