viernes, 21 de junio de 2013

Meter presión a los alumnos perjudica el dominio de la lectura

Lo que es cierto a los 15 años, lo es todavía más a los 5

"Las cinco variables que están relacionadas con la escuela son, por orden de su efecto decreciente: la presión por los resultados (-3,1), el clima de aula (1.4), la relación alumno-profesor (1,0), el sentido de pertenencia de los estudiantes (1,0) y el tiempo dedicado a los deberes (0.2).

En otras palabras, en una escuela en la que los alumnos perciben una gran presión de sus maestros para conseguir mejores resultados se obtienen, de media, resultados más bajos en lectura. Esto se podría deber a que los profesores presionan, o insisten, con más frecuencia a los alumnos que tienen dificultades académicas.

Las escuelas o clases donde los estudiantes perciben mayores problemas de disciplina también se asocian con una pequeña disminución en el rendimiento. No es sorprendente que los estudiantes que tienen una mejor relación con sus profesores y que tienen sentimientos positivos hacia la escuela tengan, en promedio, un mejor desempeño. Por último, dedicar más tiempo a los deberes parece estar asociado con una diferencia muy pequeña en el dominio de la lectura."

Reading for change. Performance and engagement across countries results from PISA 2000 pg 144

1 comentario:

Angel de la Llave dijo...

Está claro que la angustia y la presión no es una buena condición del aprendizaje. En PISA cuando habla de los factores que dificultan la adquisición de las competencias matemáticas, también evidencia esto mismo.
O sea, que se lo vayan pensando los que creen que mjorarán los resultados poniendo más reválidas.