viernes, 5 de abril de 2013

Andanadas a la modernidad educativa desde El País

En respuesta a Muñoz Molina

Primero fue el artículo del 22.03.2013 que llevaba por título "Primero aprende y solo después enseña" de Enrique Moradiellos) que a partir del informe(?) de los inspectores clamaba contra los "charlatanes de la nueva pedagogía", etcetera, etcetera. la típica charleta pedante y sin fundamento real que Mercedes Ruiz y Alicia Delibes firmarían encantadas. Pero el día 29.03.2013 era Antonio Muñoz Molina quien escribía en Babelia un artículo en la misma linea titulado "Memoria crítica" que puedes leer entero en la fuente.

La pregunta es ¿en qué país vive Muñoz Molina? Porque parece que vive en otra España diferente de la real. Veamos por qué.

Comienza el artículo planteando una situación en la que la "izquierda y los sindicatos", rompiendo la tradición de la "instrucción pública" (que incluye a Giner de los Rios) se habrían sumado a la derecha reaccionaria en la "defensa de la ignorancia", ayer por el mito roussoniano y hoy por las nuevas tecnologías. Todo ello envuelto en un "sonsonete científico" bajo el que funciona la "sorda conspiración". Por último, MM se protege de las críticas a su "crítica a la educación activa" desacreditándolas preventivamente por ideológicas y acusándolas de errar el debate real, que sería el de la privatización. Más o menos.
Se ve que MM habla de memoria porque es difícil encontrar una escuela, pública o no, que se rija por esa presencia de la creatividad y del aprender a aprender que tanto cuestiona. Todo lo contrario, incluso las matemáticas se siguen enseñando de forma memorística, lo que explica nuestros malos resultados en las pruebas internacionales desde los primeros cursos de primaria.

La caricatura contra la que arremete solo existe en su mente. Como solo existe en su mente la interpretación que hace de la "working memory" que, en español de España, se llama "memoria de trabajo" y se refiere a la memoria que actúa durante un limitado periodo de tiempo, y que se contrapone a la memoria de almacenamiento, como cualquier estudiante de primero de psicología sabe, pero no el señor Muñoz Molina. ¡Qué más da! Un ejemplo más de lo atrevida que es la ignorancia.

Del mismo modo que el "aprender a aprender" es una competencia clave para el aprendizaje permanente recomendada por el Parlamento Europeo; que la reforma educativa de Singapur propugna "enseñar menos, aprende más" y basar el aprendizaje en la investigación; o que Finlandia lejos de contentarse con sus buenos resultados en ciencias, lectura y matemáticas –conseguidos con una ley prima de la vituperada LOGSE– intenta medir el "aprender a aprender" de sus alumnos.

Con respecto a la situación de contrarreforma educativa y privatización cualquiera puede comprobar, mirando Madrid por ejemplo, que en nuestro país privatización y retórica del esfuerzo van de la mano.

El artículo del señor Muñoz Molina es una muestra clara de la mezcla de ignorancia, ideología e inercia educativa que sigue caracterizando el debate educativo en nuestro país y una muestra de la necesidad de un debate bien informado que base las decisiones educativas en hechos, no en creencias, por famoso que sea quien las mantiene.

1 comentario:

Angel de la Llave dijo...

Genial la entrada. la suscribo plenamente. Me he alegrado mucho de leerla.