domingo, 12 de octubre de 2008

La Consejería de Sanidad desvela parte del plan privatizador

Durante el acto del 23 de Septiembre en el Hotel Ritz.

Todos los nuevos hospitales de esta legislatura serán privados.
Se procederá a la reforma integral y privatización de los grandes hospitales públicos ya existentes.
Se contempla la centralización y privatización de los Servicios Centrales.
Se pospone la Privatización de la Atención Primaria para evitar que se cuestione socialmente el modelo privatizador

Fuente: Coordinadora de Trabajadores de la Sanidad Pública de Madrid contra la
Privatización. boletín nº 4. Octubre 2008.


• A continuación os hacemos un resumen de los contenidos por ámbito:
• Todos los nuevos hospitales de esta legislatura serán privados.

• Los cuatro próximos hospitales de la Comunidad de Madrid, que se construirán en Móstoles, Torrejón de Ardoz, Collado Villalba y en Carabanchel y que prestarán la asistencia sanitaria pública de varias zonas de población, serán de gestión totalmente privada, es decir, la empresa concesionaria, con ánimo de lucro, se encargará de todos los servicios, incluida la asistencia sanitaria, como ya ocurre en el hospital de Valdemoro.

• A diferencia del H. de Valdemoro, se reducirán varias de sus limitaciones, permitiéndose por ejemplo que el adjudicatario subcontrate a su vez todos los servicios a distintas empresas, incluyendo a los médicos y especialistas. Sólo quedarán excluidos de esta posibilidad la prescripción farmacéutica, trasplantes, oxigenoterapia y el transporte sanitario.

• Tendrán preferencia para la adjudicación empresas que sean "gestoras sanitarias" (empresas como Capio, en manos de un grupo internacional de capitalriesgo- o uniones de aseguradoras privadas y bancos como Ribera Salud)

• La Comunidad abonará a la gestora un canon fijo anual por la prestación de los servicios no sanitarios y de infraestructura. Además, pagará otra cantidad proporcional al número de pacientes asignados al hospital independientemente de si son atendidos o no, y lo que es más importante, de lo que la empresa se gaste en cada atención médica que preste.

• Reforma integral y privatización de los grandes hospitales públicos
• El propio director de hospitales, Antonio Burgueño, confirmó uno de los temores anunciados por muchos cuando salieron a concurso privado la elaboración de los Planes Funcionales de las Reformas Integrales de los 4 hospitales gigantes públicos el Ramón y Cajal, Gregorio Marañón, La Paz y 12 de Octubre: se va a ceder la gestión de los servicios no sanitarios a las empresas respectivas que ganen la concesión para ejecutar dicha reforma integral.

• Es decir, se va a seguir el modelo del Hospital Puerta de Hierro: la empresa que hace la construcción del nuevo edificio o reforma, lo hace a cambio de la explotación de los servicios no sanitarios (personal administrativo y de mantenimiento, técnicos, y servicios como la restauración o la limpieza, celadores, etc) por los que cobrará un canon anual durante un largo número de años. Nótese que muchos de esos servicios se prestan en la actualidad con personal propio, cuyas funciones pasarían en exclusiva a depender de la única por hospital empresa adjudicataria por hospital.

• Si bien la intención es seguir el modelo del Puerta de Hierro, dónde se han externalizado en la concesionaria prácticamente todos los servicios no sanitarios, a la hora de decidir la cartera exacta de servicios a externalizar en la concesionaria de cada hospital se comentó que habría que tener en cuenta la experiencia del arranque del nuevo Puerta de Hierro, el volumen de la reforma, las conclusiones de los planes funcionales (que "ya están cerrados"), la plantilla de trabajadores actuales que debe conservar su puesto de trabajo y el hecho de que al final tendrá que haber "cohabitación de trabajadores de distinto precio" trabajando para la empresa concesionaria, en alusión a que los empleados de origen estatutario que no sean desplazados a otros centros del SERMAS serán más caros que los laborales contratados de nuevo por la empresa o subcontratas.

• En cualquier caso, "los tiempos de trabajo serán revolucionarios".Se afirmó que los pliegos están muy avanzados y que los concursos saldrán en Enero, quedando por tanto todo definido para entonces, si bien ya es seguro que al menos estarían incluidos los servicios que ya se encuentren privatizados en gran medida y que en ningún caso se incluirá ningún servicio sanitario. Hay tiempo por tanto hasta entonces de que una movilización laboral y social global pueda paralizar estos planes o influir sobre su nivel de privatización.

• Además el director de Hospitales calificó a estos hospitales de "monstruos" y anunció que "sufrirán una jibarización" reduciendo drásticamente su volumen asistencial y número de camas, para que así "por fin, puedan ser gestionables". Se quedarán, precisó, con entre 700 y 800 camas. Ahora, el 12 de Octubre cuenta con 1.200; el Gregorio Marañón, con 1.600; el Ramón y Cajal, con 1.090, y La Paz, con 1.300. El Hospital Ramón y Cajal fue calificado como "el más problemático" y de él se dijo "que fue un antojo caro y mal planteado, porque está muy lejos de su área de referencia". Según el director de Hospitales, "lo lógico sería trasladarlo, pero todavía no hay nada decidido".

• Servicios Centrales
• Se comentó que los "servicios centrales no tienen por qué estar en el mismo edificio" en clara alusión a la posibilidad de centralización total de varios de ellos, como ya se ha iniciado con el radiodiagnóstico, la informática o los laboratorios, pasando a gestión privada; en concreto se mencionó el proyecto de formar una Unidad Central de Contratación. En cuanto a los sistemas de información de los centros se afirmó que se procurará sean interoperables entre sí y que "se están centrando en facilitar la libre elección de centro por el paciente, incluida agenda de citas (anunciando que dicha libertad de elección estará disponible para Primaria en Enero) y en la resolutividad de las pruebas", es decir, en el anillo radiológico de la comunidad, cuya adscripción "será voluntaria pero representará una oportunidad para cualquier centro".

• Privatización de Atención Primaria
• Aunque estaba previsto, no se avanzó nada sobre ello: "Si primaria forma o no parte de la concesión no me compete a mí explicarlo; yo no soy responsable de lo que hayan puesto en el programa" Burgueño mencionó al respecto: "Meter desde el principio la primaria en la concesión es osado" y sugirió la conveniencia de posponerlo a una segunda fase argumentando que "puede suceder que la información sobre privatizaciones que surja desde el primer nivel durante la construcción de los hospitales predisponga a la población en contra del nuevo modelo", lo que delata la preocupación de la Consejería de Sanidad sobre el nivel de información de la población y su resistencia ante este proceso privatizador tan amplio.

No hay comentarios: