lunes, 7 de abril de 2008

Decretos de infantil: retrocesos en los derechos y en la calidad

Ante las verdades a medias y los engaños que está vertiendo la Consejería de Educación de Madrid para confundir a la opinión pública en relación con los Decretos de Infantil, la Plataforma de Madrid en Defensa del 0-6 quiere denunciar que es falso que la nueva legislación sea continuista respecto a anteriores decretos:

1. En Madrid las ratios estaban reguladas por el Decreto 60/2000 que, tras las transferencias educativas del año 1999, convirtió en legislación educativa autonómica las normas que venían funcionando desde la creación de la Red de Escuelas Infantiles en 1986.

Estas ratios eran inferiores a las del resto del Estado (8 bebés en 0-1 año, 12 criaturas en 1-2 años, 16 para 2-3 años, 20 niños/as en 3-4 años y 25 en 4 a 6 años). La Orden 2879/2004, de 23 de julio sobre requisitos mínimos de los centros, que justifica a la Consejería para argumentar el continuismo, aumentaba las ratios sustancialmente, aunque menos que la nueva propuesta, pero, siendo de rango inferior al Decreto mencionado, nunca lo derogó y, en consecuencia, no fue aplicada en las Escuelas Públicas de la Comunidad de Madrid.

La referencia para comparar el actual Decreto 18/2008 sobre requisitos mínimos de los centros no es pues esta Orden sino el Decreto 60/2000.

NO HAY CONTINUISMO, sino ruptura sustancial frente a la situación anterior, lo que puede comprobarse todavía en las Escuelas a fecha de hoy: existen unas ratios menores que se van a perder.

2. En relación con el segundo ciclo de Educación Infantil (3-6 años), la Comunidad de Madrid, no sólo no cumple lo preceptuado en numerosos artículos del la LOE, respecto a la equilibrada distribución en centros públicos y concertados de los niños y niñas con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo, sino que la DAT de Centro ha tenido el descaro de enviar una carta, a las familias que se encuentran en este caso, notificando que la matriculación en un centro concertado debe incluir su aceptación de que éste no disponga de los medios necesarios para atender adecuadamente a su hijo o hija.

Esta actuación es inadmisible e ilegal puesto que estos centros, al igual que los públicos, reciben recursos de la Administración Educativa para esa finalidad, tal y como prescribe la LOE. Por otro lado, las ratios actuales de muchos centros sobrepasan lo contemplado legalmente, incluso teniendo en cuenta la autorización de aumentarlas en un 10% para el alumnado de incorporación tardía, posibilidad que les ofrece el artículo 87.2 de esta Ley.

NO HAY CONTINUISMO.La legalidad no se cumple en los Colegios Públicos sino que las ratios se rebasa con creces y se convierte en hábito lo que sólo se contempla como una excepción.


3. Los apoyos en el primer ciclo de E. Infantil eran los previstos por el Real Decreto 1004/1991 para las Escuelas Públicas, puesto que el Decreto 60/2000 no contemplaba este aspecto. Éstos se reducen ahora a uno sólo para todas las aulas; en el caso de escuelas con menos de tres unidades, ni eso.

NO HAY CONTINUISMO.


4. En relación con las titulaciones,
en las Escuelas Infantiles Públicas se aplica en la actualidad, y por la misma razón, el Real Decreto 1004/1991. En él se especifica que son, exclusivamente, las de Maestro/a especialista en Preescolar o Educación Infantil, o grado equivalente y Técnicos de Jardín de Infancia o Técnico superior en Educación Infantil.

El actual Decreto 18/2008 sobre Requisitos mínimos abre el campo a “profesionales que estén habilitados por la Administración Educativa”, sin concretar más. ¿Qué significa esta intrusión profesional? Cualquier curso privado de corta duración, puede otorgar un título de Auxiliar de Puericultura que permita a su alumnado alcanzar posteriormente esa “habilitación”, sin más requisitos.

NO HAY CONTINUISMO.

5. Así mismo, los espacios de que disponen actualmente las Escuelas Infantiles Públicas, son fruto de lo establecido en el Real Decreto 1004/1991, que no contemplaba situaciones tramposas como las actuales, donde se llega a tolerar la desaparición del patio de juegos si es necesario, se disminuyen los aseos o no contempla sala de reuniones del profesorado.

NO HAY CONTINUISMO.


6. En relación con las Enseñanzas de Educación Infantil
, disponíamos hasta ahora del Real Decreto 1333/1991, que dignificó y dio unidad a esta Etapa e hizo acopio de conocimiento científico de todos los ámbitos relacionados con la Psicopedagogía; gracias a ello propuso un Currículum centrado en las necesidades, posibilidades e intereses de la criaturas de 0 a 6 años.

La Propuesta Pedagógica que hace el Decreto 17/2008 sobre Enseñanzas de Educación Infantil para el primer ciclo es vergonzosa y acientífica, además de desdeñar la exposición de los contenidos educativos a los que le obliga el Artículo 14.7 de la LOE.

En relación con el Currículum propuesto para el segundo ciclo hace gala del desconocimiento de la psicopedagogía más elemental de la etapa, proponiendo unos contenidos educativos y unos criterios de evaluación que, en muchos casos, están contemplados en el currículo de Educación Primaria.

NO ES CONTINUISTA. ESTE CURRÍCULUM no tiene nada que ver con los intereses, posibilidades y necesidades de estas edades, por lo que

Tiene razón Lucía Figar cuando dice que los Decretos de Madrid cumplen la LOE, pero al amparo de esta Normativa General su Consejería ha ofrecido los peores del Estado. Podía haber tomado el ejemplo de otras comunidades autónomas.

Es lamentable que la Comunidad de Madrid se apoye en los artículos 14.7. (total regulación por las Administraciones autonómicas), en el 15.4 (establecimiento de una doble red, la educativa y la asistencial) y en el 91.2 de la LOE (titulaciones requeridas) para justificar el destrozo de la Educación Infantil Pública y el abandono a su suerte de las criaturas y familias con menor poder adquisitivo; éstas se verán obligadas a acceder a establecimientos autorizados por una licencia municipal que no tendrá más requisitos que los exigidos a una cafetería y que no dispondrá de ningún control de la Inspección Educativa.

AQUÍ LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN SI DA CONTINUISMO A LAS PRÁCTICAS TORTICERAS Y AMORALES ENCUBIERTAS, al convertirlas en norma legal y al auspiciarlas. Situaciones puestas en evidencia por el triste fallecimiento de una criatura en Barcelona, destapan esta anomalía tolerada sin que los responsables políticos que nos gobiernan, tanto en el Estado como en Madrid, hayan garantizado que esto no volverá a ocurrir con una acción legislativa real, ni siquiera con la promesa de hacerlo.

Esto ratifica a la Plataforma para seguir exigiendo al Gobierno de la Nación que dicte reales decretos de mínimos que protejan a todos los niños y niñas españoles.


DENUNCIAMOS el intento de privatización radical y encubierta que se está llevando a cabo en la Comunidad de Madrid. En relación con las Escuelas Infantiles, al no poner en marcha ni una sola más de gestión directa, al ir eliminando algunas de las pocas existentes, como ha ocurrido con la Escuela Infantil Pública Valle de Oro, o al diseñar unas nuevas cláusulas en los conciertos con las empresas privadas que las gestionen, que se quieren imponer en las condiciones que ya hemos denunciado ampliamente por la pérdida total del carácter de servicio público que representan. Y en relación con los Colegios Públicos, al iniciar un proceso de privatización, uno de cuyos ejemplos es el Colegio Público de Educación Infantil y Primaria “Miguel Ángel Blanco” de El Álamo.

MANTENEMOS que todas las informaciones que se han vertido desde la Plataforma de Madrid por la Defensa del 0-6 son rigurosamente ciertas y, aun a riesgo de ser exhaustivas por la extensión de las fuentes legislativas y administrativas que se aportan para demostrarlo, seguiremos ofreciéndola y denunciando ante la sociedad el gravísimo ataque que se está perpetrando contra la Primera Infancia, la edad más vulnerable, y contra la Educación Infantil, la primera etapa del Sistema Educativo de nuestro país.

DENUNCIAMOS las presiones de la CONSEJERÍA y de las DIRECCIONES DE AREA TERRITORIAL a todos los centros educativos, a los que exigen que se RETRACTEN de las denuncias que están haciendo de los Decretos y de sus consecuencias, a los que se impide poner pancartas alusivas en los centros o dar información a las familias y profesionales, de modo que puedan tener conocimiento de causa y posibilidad de libre actuación democrática, derecho constitucional que la Consejería de Educación se empeña en conculcar. Denunciamos también la política de acoso y derribo que se está ejerciendo contra los propios técnicos de la Consejería de Educación que no están “entregados” a su causa.

POR TODO ELLO EXIGIMOS
Al Gobierno de la Nación, a la Consejería de Educación y a las Direcciones de Área territorial que dependen de ella, que actúen con la responsabilidad moral y política que debería caracterizarles y que se concretan en:

La regulación de requisitos mínimos de los centros y de currículum para toda la etapa de Educación Infantil 0-6 por el Gobierno de la Nación.

La retirada de los Decretos de Madrid y la elaboración de unos nuevos que deriven de los establecidos por el Gobierno, ajustándose a las necesidades de esta etapa Educativa en Madrid.

El cese inmediato de la política de privatización y represión radicales de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.


No hay comentarios: