jueves, 3 de marzo de 2011

Opiniones fundamentadas sobre la enseñanza del inglés

Lo que toda m/padre debería saber antes de embarcar a sus hij@s en el experimento

Recogemos un interesante extracto de una entrevista a Uri Ruiz bikandi aparecida en el número 400 de Cuadernos de Pedagogía. Uri es especialista en enseñanza y didáctica de segundas lenguas y profesora de la Escuela de Magisterio de Vitoria-Gasteiz.

Para usted ¿cuál es el momento adecuado [para comenzar el aprendizaje del inglés]?

Los estudiosos parecen estar de acuerdo en que la única ventaja de empezar en la más tierna infancia es la de lograr un mejor acento. Pues bien, eso sólo es posible en contacto frecuente con nativos, lo que no es el caso de nuestras escuelas. Por otro lado, en pequeñas dosis, las lenguas se aprenden poco y mal. Además, lo que de este modo se logra en muchos años de enseñanza en Infantil, se consigue en pocos meses en otros momentos posteriores. Y así se evita el riesgo de aburrimiento que con tanta frecuencia acompaña al aprendizaje de lenguas extranjeras.

Entonces ¿no sería partidaria de empezar en Infantil? (sigue leyendo en el desplegable)
Entonces ¿no sería partidaria de empezar en Infantil?

Como digo, en torno a los 8, 10 o a los 12 años es el momento óptimo de aprendizaje de lenguas. En contextos con dos lenguas propias, hasta esa edad deben ir asentando la segunda lengua. En mi opinión, se puede hacer una cuña intensiva de inglés en ese momento óptimo, para poder dar un salto y asegurar un mantenimiento pos-terior. Empezando a los 4 años se aprende mucho si se hace una inmersión total, como lo demuestran los sistemas bilingües, pero se trata de un sistema distinto. Hacerlo desde tan pronto, en pequeñas dosis, supone un costo social y económico enorme, sin un rendimiento claro.

Entenderá que ésta es una batalla perdida.

Quizás, pero creo que conviene insistir en que esta propuesta no acelera ni mejora el aprendizaje del inglés. Estudios como los de Carmen Muñoz o Jasone Cenoz lo han demostrado amplia- mente. Esto lo deberían saber los responsables educativos. Se repite el mantra de que los padres quieren inglés, pero a los padres hay que educar- los, hacer pedagogía de estos temas y hacerles conscientes de que el inglés temprano funciona como reclamo co-mercial en beneficio de algunos centros y de ciertos políticos que buscan rentabilidad política.

¿Qué señalan esos estudios a los que se refiere?

Son estudios amplios, serios y con-trastados. Sería largo de explicar, pero, resumiendo, el de Muñoz valoró el comienzo del aprendizaje del inglés a distintas edades y comparó resulta- dos por número total de horas de instrucción recibidas. Tanto éste como el de Cenoz pusieron en evidencia que empezar muy pronto ofrece peo- res resultados que hacerlo más tarde. Ambos vienen a demostrar que no existe ventaja de inicio de la enseñan- za de una lengua extranjera a edad temprana en un contexto formal, en condiciones de tiempo e intensidad como la que se está implantando de modo general. Esos estudios pueden leerse en castellano y consultarse en la red.

2 comentarios:

Casandra dijo...

Muy bueno, haber si con un poco de suerte se les abren los ojos a los padres y se acostumbran a escuchar, leer e informarse antes de dejar hacer experimentos con sus hijos/as.
Me he permitido copiarlo y pegarlo es una información valiosa para la campaña sobre estos temas que en el ámbito asociaciativo llevamos. muchas gracias.

Anónimo dijo...

A ver...Casandra, esa ortografía.