domingo, 9 de noviembre de 2008

IES Mirasierra: La Comunidad pretende derribarlo para poner una macroboca de metro

Otra, suma y sigue

Unos lo llaman matar moscas a cañonazos, otros un despropósito viendo la cantidad de sitio que hay cerca sin edificar, pero el caso es que, de momento y a no ser que consigamos que cambien de opinión, la Comunidad de Madrid, con ESPE SA a su cabeza, va a derribar un edificio de tres alturas con más de 16 aulas, laboratorios, etc ...

Un edificio que cada día utilizan más de 450 alumnos junto con sus profesores.

Fuente: Ampa IES Mirasierra

Es el edificio de E.S.O. del Instituto Mirasierra en Madrid, EL ÚNICO INSTITUTO PÚBLICO DE LA ZONA y lo van a derribar para hacer una estación de Metro, que todos queremos pero NO a este precio tan alto.

Pasa esta información, queremos que se difunda esta barbaridad a ver si nuestros dirigentes se plantean otras soluciones más sensatas, que las hay, solo que desestimadas por ser algo más caras, ¿pero dónde está valorado el impacto social y educativo que supondría el traslado de toda una comunidad educativa?. Nosotros no lo hemos visto reflejado en ningún documento, NO SE HA TENIDO EN CUENTA.

Cuentan que cuando la Sra Aguirre visitó las obras y le plantearon la duda sobre la salida, mirando al IES preguntó "eso de quién es", "nuestro" le contestaron, "mío" entendió ella, y entonces dijo que se hiciera allí en medio del Instituto

4 comentarios:

josecarlos dijo...

Por favor, vaya horror, vaya error, ese Instituto fue mi Instituto, el lugar en el que pasé dos años maravillosos con grandes compañeros. De hecho lo inaguramos nosotros en 1986, era un centro modélico, con grandes profesionales y fue la reivindicación de un barrio entero durante muchos años.

Ese centro se construyó en terrenos expropiados a Banús por el Ayuntamiento que regía Tierno Galván. Mi padre, junto con muchos vecinos en la Asociación de Vecinos Nueva de Mirasierra, pelearon con el ayuntamiento para conseguir equipamiento escolar en un barrio que sólo tenía centros privados del Opus o de las monjas.

De nuevo el PP vuelve a actuar destrozando lo público porque no les interesa en progreso social.

Saludos.

Por cierto, contad conmigo para cualquier campaña de lucha por ese centro.

Jose dijo...

El instituto son las personas que lo forman, no los ladrillos. Y si un equipo de profesores ha conseguido de sus alumnos excelentes resultados académicos, una ubicación temporal diferente es irrelevante.

Se derriba y luego se vuelve a construir, no hagamos demagogia para engañar a la gente con que "nos quedamos sin instituto".

Si así se ahorran 50 millones de Euros, lo lógico es derribarlo y volverlo a construir. Es muy fácil decir "¡que se haga a 100 metros más hacia aquí o hacia allá, o se me acaba de ocurrir esta feliz idea si lo hacemos así o asá, que hay sitio de sobra por este lado!". Mira, yo creo que quien ha estudiado esto ha tenido mucha más información que nosotros, tanto técnica como económica para tomar una decisión de esta envergadura.

Con 50 millones de Euros se pueden construir muchos colegios para otras personas. Un instituto perfectamente equipado cuesta alrededor de 3-4 millones de Euros, por lo que con 50 millones por ejemplo podríamos construir unos 15 en otras partes de Madrid no con tanta suerte como la de Mirasierra. Los que se oponen al derribo son unos egoístas por eso reclamando 50 millones de euros extra para ellos solos y lo que les conviene. Y además es antidemocrático puesto que unos cuantos padres de alumnos no pueden decidir por 3,2 millones de habitantes de la ciudad (6,2 millones en toda la comunidad de Madrid) a los que representa el gobierno regional, simplemente por que les será menos cómodo durante 18 meses. Cuando utilizan *otras* estaciones de metro con total naturalidad, no piensan en el trastorno que supuso para los vecinos de esa otra estación de metro. También es demagogia decir que se derriba el instituto como si no fuera a ser reconstruido. Tiene casi 30 años y es mejor renovarlo, esa es la ventaja que los padres tienen que aprovechar, y sus exigencias y esfuerzo estarán mejor canalizados en esa dirección más que en una visión a corto plazo pensando en comodidad al llevar a los niños al cole. Los que se quejan de que eso les creará dificultades a los niños en cuanto a sus notas, creo que deberían dejar de proteger tanto a sus niños porque la vida está llena de todo tipo de dificultades que hay que superar, y no darles a los niños excusas para justificar sus eventuales fracasos. Quizás algún día uno de esos niños cuando sea mayor y vaya a trabajar se encuentre con que hay "obras" cerca de su lugar de trabajo y tiene que desplazarse a otro sitio o cualquier otra cosa, y sus papás no van a ir a protegerle ni a mimarle. Estas cosas pasan, y los niños se adaptan y aprenden, no pasa nada. Los padres de estas generaciones caen en el proteccionismo exagerado

En cuanto a los carteles de "NO al derribo"... Yo soy vecino de la zona y los he visto. Yo pondría uno de "SÍ al derribo" en mi coche, pero claro eso no es "buen rollo" y posiblemente los "demócratas del buen rollo" me pincharan las ruedas. Los que están a favor de esto no se están manifestando públicamente ni hacen ruido, porque no es "buen rollo" aunque sea perfectamente legítimo manifestar una opinión a favor. Esto es también injusto, y la presencia de estos carteles en algunos coches no indica que absolutamente todos estemos en contra del derribo. También podría decir que veo muchos coches *sin* el cartel, y por tanto esos son los que están a favor que son más...

En resumen, dediquen sus energías a conseguir la mejor renovación y prestaciones para el nuevo centro en lugar de oponerse a lo inevitable.

Un saludo

Anónimo dijo...

Jose Carlos comenta que "quien ha estudiado esto ha tenido mucha más información que nosotros, tanto técnica como económica para tomar una decisión de esta envergadura."

Yo no lo tengo tan claro, he visto como la Comunidad de Madrid se involucraba en una gigantesca estación de metro "Arganzuela" presupuestada en 41,2 millones de euros que finalmente se elevó a los 51 millones de euros (algo más de la mitad de la ampliación del Reina Sofía que costó 92 millones).

Las nuevas macroestaciones son enormemente más caras que las antiguas, con un impacto económico, espacila y social mucho mayor. Un auténtico despilfarro. Una molestia innecesaria.

El tramo desde Gregorio Marañón a Avda. de América de la línea 7 que además de la estación incluía la excavación de 1,2 km de tunel ascendió a 3.310 millones de pesetas (20 millones de euros) en 1999. Caramba, menos de la mitad del dinero para más del doble de trabajo.

la estación de Eugenia de Montijo (Línea 5) costó 1.053 millones de pesetas (6 millones de euros), casi el doble de la cifra que en principio manejó el Consorcio Regional de Transportes.

Caramba, casi diez veces menos que la estación de Arganzuela-Despilfarro, la última estación suelta construida por Esperanza Aguirre

¿Cuánto cuesta la macroestación de Mirasierra? Si fuera sólo una estación normal (de las de usar no de las de inaugurar) y no se derribara el instituto ¿cuánto dinero y molestias nos ahorraríamos?

Sobre que el nuevo instituto vaya a ser mejor que el antiguo tengo mis dudas. Los coles e institutos que hace la Comunidad de Madrid son "barracones de ladrillo" con aulas más pequeñas, materiales peores y peor construcción que los de los años 80.

Quizá tengan un hall de colegio privado pero la roñosidad en los espacios (y en los presupuestos) es evidente.

El modelo se lo curró Esperanza Aguirre cuando era ministra y cualquiera puede visitar el CEIP Madrid Sur que todavía conserva en las clases de infantil los rieles dorados que obligaron a comprar para la inauguración. La inspección redujo la ratio a 20 porque no cabían más.

De los vínculos entre Esperanza y las constructoras todavía queda mucho por escribir

APA IES dijo...

Desde el AMPA IES Mirasierra os contamos que la Comunidad de Madrid ha decidido darnos la razón, NO SE TIRA el instituto y se lleva el Metro a Mirasierra de otra manera.

Estamos todos muy contentos de que una movilización de este tipo haya llegado a tan buen término.

Gracias por dar visibilidad a nuestra noticia.