sábado, 8 de octubre de 2011

Acade y la autonomía de los centros.

Si ellos ganan, todos perdemos

Puesto que cada vez es más visible la íntima relación que vincula a la Consejera de Privatización de la educación y el desempleo, y dado que parece que las leyes educativas se cocinan fuera de Alcalá 32 es interesante dar un paseo por los planes de Acade que sin rubor casca todas las instrucciones que plantean a la Comunidad de Madrid.

El curso pasado Aguirre comunicaba que cedía el 35% del currículo que corresponde a las comunidades sin lengua propia a los centros educativos. No sabemos muy bien cuál será la consecuencia de esta medida si bien imaginamos que una mayor diferenciación entre los centros llevará a un creciente enfrentamiento por un alumnado decreciente. Intuimos también que esto debe tener mucho que ver con el área única de elección.

Señalaba recientemente Pedro Uruñuela en la XXX Escuela de Verano de Aula Abierta que hemos subestimado a Esperanza Aguirre y sus maquinaciones para acabar con la educación Pública en la Comunidad de Madrid. Ahora cuando cuentan con conseguir el gobierno de España pisan el acelerador convencidos de que esto no les cobrará factura.

Por esto, cuando leemos el editorial de la revista 51 de Acade donde se plantea la Autonomía diferenciada como un logro fundamental las alarmas se encienden. Lo que es bueno para Acade tienes que ser (por fuerza) malo para la educación y terrible para la educación pública.

Cuando leemos que utiliza como un aval de esta medida la autonomía de los centros en Finlandia teniendo en cuenta que en ese país la educación privada es inexistente, entendemos que además de todo hay manipulación. Leamos:

Autonomía diferenciada. Editorial

Nuestro trabajo desde ACADE está logrando frutos por los que nadie apostaba hace unos meses. Si en noviembre, la Presidenta anunciaba a las familias madrileñas la desgravación fiscal de los gastos de la educación privada -una medida precursora en España-, en el mes de febrero, Esperanza Aguirre volvía a encabezar otra apuesta para el incremento de la Calidad educativa: El reconocimiento de la autonomía para los colegios.

La Comunidad de Madrid cede a los centros el porcentaje del curriculum que le corresponde, el 35%, para que puedan desarrollar sus propios proyectos curriculares, modificar la organización y la distribución de la carga horaria en función de las necesidades de un plan de estudios propio, siempre respetando los mínimos establecidos por la LOE y la Consejería de Educación. Además permite incrementar las materias optativas.

En estos momentos, nos encontramos en fase de aprobación de la norma. ACADE ha defendido en el Consejo Escolar de la Comunidad, y a pesar de la fuerte oposición de algunas organizaciones, que la redacción definitiva del texto reconozca la autonomía para nuestros centros privados de forma inmediata y diferenciada del resto de modelos educativos.

Y estas propuestas de ACADE están dando sus frutos. A diferencia de lo que ocurre con los centros financiados con fondos públicos, en la última reunión de la Comisión Permanente del Consejo Escolar de la Comunidad, celebrada el 9 de junio, se aprobó que los colegios privados no concertados que deseen implantar un proyecto curricular propio, solamente, tendrán que comunicarlo a la Dirección General competente en enseñanza privada, quien, sin más, hará pública la implantación del nuevo plan de estudios. Ésta es una diferencia esencial para nuestros centros.

Además, nuestros colegios podrán impartir todas las asignaturas en lengua extranjera, o especializarse en áreas curriculares determinadas.

Haber conseguido esta flexibilización, supone un importante estímulo para incrementar la calidad y la pluralidad de la oferta educativa en el sistema educativo madrileño. Así lo avalan informes internacionales, como el Informe PISA de la OCDE, que pone de manifiesto que en los países en los que existe un mayor grado de autonomía, como Finlandia, los alumnos obtienen mejores resultados académicos.

La desgravación fiscal de los gastos educativos privados y la autonomía diferenciada para nuestros colegios, han sido, desde siempre, dos reivindicaciones históricas de ACADE, que forman parte del ideario mismo de nuestra organización, y que hemos defendido en la redacción de todas leyes educativas.

Ya, en 1985, la LODE recogía, a propuesta de ACADE, el primer reconocimiento de la autonomía para los centros, y en las continuas leyes educativas que sucedieron, la autonomía fue una constante en las propuestas de ACADE.

Ahora, lo hemos conseguido para la Comunidad de Madrid. Nuestro objetivo, no quepa duda, es extenderla, también, al resto de comunidades autónomas.

Jesús Núñez Velázquez
Presidente de ACADE y FUNDEL
resto del post

No hay comentarios: